Click aquí para ir a  la Portada
Menú
Artículo de Portada
Sección Lugares
Mapa de Panamá
Sección Tours
Próximos Eventos
Noticias Turísticas
Artículos Especiales
Go to the English version

Tours

 
 

Disfrute de los Carnavales en el interior


Carnaval Acuático en Las Mendozas, Penonomé.

Las Tablas: Nadie sabe con exactitud, pero se cree que la población de ésta ciudad se cuadruplica durante los cuatro días de fiesta. En las últimas dos décadas, Las Tablas se ha convertido en la capital del carnaval panameño, atrayendo a un número creciente de visitantes gracias al corte folklórico del festival.

Colón: Los congos (género de danza folklórica que mezcla tradiciones hispanas y africanas), presentaciones de reggae y bandas de calypso se combinarán en la ciudad de Colón para ofrecer a los vi-sitantes unos carnavales con sabor caribeño. La ciudad de Colón se encuentra 80 km. al noroeste de la capital por la Carretera Transístmica. Recomendamos especialmente presenciar los bailes congos, que se realizan en la región de Costa Arriba (Portobelo-Isla Grande).


Reina del Carnaval de Las Tablas.

Provincia de Herrera: Los amigables ciudadanos de ésta provincia le dan la bienvenida a sus pintorescas poblaciones durante la presente temporada. El folklore es el fuerte de esta provincia. Su cabecera, Chitré, es una meca nacional de las fiestas carnestolendas, aunque los pueblos de Ocú y Parita no se quedan atrás. La ciudad de Chitré, que cuenta con los principales hoteles del área, se encuentra a tres horas de la ciudad de Panamá

Isla de Taboga: La ausencia de automóviles en la “Isla de las Flores” es la perfecta excusa para parrandear en sus estrechas calles todo el día. Las comparsas de la isla son pequeñas, pero vistosas. Un puñado de empresas ofrecen servicios de ferry a la isla, que se encuentra a 12 millas náuticas de la entrada del Canal, en el Pacífico.

Capira y Bejuco: Los residentes de las comunidades costeras de Capira y Bejuco (sector oeste de la provincia de Panamá) llevan el carnaval en la sangre. Aquellos que visiten estas poblaciones podrán disfrutar de los culecos: fiestas al aire libre en los que los participantes saltan y bailan mientas son empapados por el agua de carros cisternas.

Penonomé: Los carnavales de la ciudad cabecera de Coclé son singulares, ya que son la única versión acuática en todo el país. El desfile de comparsas en el balneario Las Mendozas es excelente. Penonomé se encuentra a dos horas (147 km.) de la capital panameña, por la Carretera Interamericana.

 
 
 

La Exposición: Luchando por sobrevivir


Modernos rascacielos ejercen presión sobre el pequeño barrio de La Exposición.

Un enigmático barrio de la ciudad de Panamá está luchando por sobrevivir, bordeado, hacia el este, por las torres de acero y vidrio que flanquean la bahía, y por la decadencia urbana de Calidonia hacia el occidente.

Establecido a partir de 1916 a lo largo de amplias avenidas bordeadas de grandes árboles, La Exposición fue la creación del Dr. Belisario Porras. Hombre de gran visión, Porras, quien en tres ocasiones ocupó la presidencia de Panamá a principios del s. XX, dedicó gran tiempo y esfuerzo en desarrollar las instituciones e infraestructuras nacionales tras la separación de Panamá de Colombia en 1903.

En 1915, el Dr. Porras propuso a la Asamblea Nacional que Panamá lanzase una gran exposición internacional para conmemorar el cuarto centenario del descubrimiento del Océano Pacífico y la apertura del Canal de Panamá, que había visto transitar su primer barco el año anterior. Aunque las exposiciones internacionales estaban de moda en otras partes del mundo durante este período, muchos en Panamá creían que tal idea era exagerada para un país pobre con menos de 400,000 habitantes.


Procuraduría General de la Nación.

No obstante, el proyecto fue aprobado, y el gobierno adquirió para la ocasión un gran lote de terreno denominado "El Hatillo". Luego de rellenar partes de la propiedad (cubierta en aquel entonces por manglares) y reubicar a los residentes pobres de la zona a lo que hoy se conoce como San Francisco, un grupo de países, entre ellos España y Cuba, iniciaron la construcción de sus respectivos pabellones.

La exposición abrió en 1916 y fue considerada el despliegue cultural, científico y tecnológico más grande de Centroamérica hasta esa fecha. Diversas entidades y colegios también participaron de la feria.

Al finalizar la exposición más tarde ese año, los pabellones de madera fueron demolidos, y el gobierno vendió la propiedad a la empresa privada, que a su vez, la vendió a individuos pudientes.


Monumento al Dr. Belisario Porras, en la Exposición.

A lo largo de las avenidas Perú, Cuba y España (que honran a algunos de los países participantes en la exposición) aparecieron nuevas mansiones con el mismo estilo arquitectónico del vecino barrio de Bella Vista (una mezcla de influencias coloniales españolas y neoclásicas). También se levantaron en la zona nuevos edificios gubernamentales, convirtiéndose en la verdadera "capital" de Panamá.

En sus días de gloria, La Exposición se extendía desde la Avenida Balboa hasta el área de "La Cuchilla" de Calidonia, pero hoy cubre el perímetro entre las Avenidas Cuba y Perú, con la Plaza Porras como centro. Un puñado de pabellones de la feria de 1916 aún se utiliza en la actualidad, habiendo sido restaurados en años recientes. Entre estos están las embajadas de Cuba y España y la Procuraduría General de la Administración. Los Archivos Nacionales, una grandiosa, pero descuidada estructura de imponente fachada neoclásica, también es parte del conjunto, al igual que el Centro Conmemorativo Gorgas, sobre la Avenida Justo Arosemena –aún considerado uno de los principales centros de investigación de medicina tropical más importantes de Latinoamérica—y el Museo de Ciencias Naturales (en uso, pero con instalaciones deterioradas).


Vieja mansión ocupada actualmente por la Universidad del Istmo.

La población de La Exposición empezó a declinar hacia los años 1960 y ’70, cuando sus residentes pudientes empezaron a emigrar hacia La Cresta, El Cangrejo y Punta Paitilla. Muchas de sus viejas mansiones han sido reemplazadas por estructuras modernas, están ocupadas por familias de escasos recursos o yacen completamente abandonadas.

La Exposición, al igual que Bella Vista, su vecina oriental, está perdiendo rápidamente su esencia arquitectónica original, en medio de una fiebre inmobiliaria causada por la llegada de cientos de jubilados norteamericanos y europeos en los últimos años. Un número de organizaciones han aparecido en meses recientes buscando preservar las estructuras que aún permanecen en pie, mientras que un proyecto de ley que tiene como objetivo declarar el área una "zona de interés histórico" espera ser aprobado en la Asamblea Nacional.


El edificio de Archivos Nacionales, con su impresionante fachada neoclásica
.

 
 



Ir a Página Anterior
 
Háganos su Página de Inicio
Agregar a Favoritos
Imprimir esta Página
Envíenos un E-Mail
 
Ir Arriba
Copyright 2005©. All Rights Reserved.
Hoy es:
VOL. 13 #4 -- Feb. 9 - 22, 2007