Turismo sostenible; una alternativa de desarrollo

Por Gabriela Pedrotti

Las mujeres de la comunidad Emberá demuestran sus danzas tradicionales para los visitantes.

Las mujeres de la comunidad Emberá demuestran sus danzas tradicionales para los visitantes.

Recientemente tuve la oportunidad de conocer la maravillosa comunidad indígena de Tusipono Emberá, una población muy alegre y pintoresca que recibe a cada uno de sus visitantes con los brazos abiertos, dispuestos a mostrarles su modo de vida, tradiciones y cultura a través de su vestimenta, comida, artesanía y bailes. Es toda una experiencia ver cómo han logrado preservar sus raíces a lo largo de las décadas, pero más impresionante aún es como al hablar con ellos sobre el turismo y su impacto en la comunidad, ellos mencionan que el turismo sostenible es la vía para traer prosperidad económica a la comunidad y darle visibilidad a nivel político en su lucha por la defensa del territorio que les pertenece.

Para dar una imagen más clara del porqué me impresionó escuchar el término “turismo sostenible” de boca de los propios indígenas de la comunidad, tenemos que hablar un poco sobre su historia. Esta comunidad, asentada a las orillas del rio Chagres, a menos de una hora de Ciudad de Panamá, ha ocupado este territorio por décadas protegiendo la fauna y flora que les rodea, con el mayor respeto por la naturaleza y sus riquezas. En 1985, el gobierno de turno crea el Parque Nacional Chagres, creando así el Sistema Nacional de Áreas Silvestres, Protegidas de Panamá, dentro de las cuales está prohibida la tala, caza, pesca, agricultura, entre otras limitaciones. Estas nuevas áreas protegidas abarcaban territorios ya habitados por comunidades indígenas, entre ellas la Tusipono Emberá que se vio obligada a modificar su fuente de sustento que por años fue la caza, pesca y agricultura así como su propio estilo de vida para poder subsistir.

os Emberá demuestran sus costumbres.

os Emberá demuestran sus costumbres.

A raíz de estas restricciones, la comunidad vio en el turismo una alternativa económica viable para sobrevivir y a su vez una herramienta clave para dar a conocer al mundo su lucha por la defensa del territorio que una vez le perteneció sin la intervención de la administración del Parque Nacional Chagres y que hoy en día se ve amenazado por la agricultura industrial y la construcción de asentamientos urbanos.

Pero lo más asombroso es ver como ellos desarrollaron su propuesta turística mediante la integración de cada uno de los miembros de la comunidad. Todos participan activamente en la organización y logística para hacer que la visita del turista sea una experiencia única y autóctona. Desde el indígena que recibe a las personas en el puerto para llevarlos en bote a la comunidad, el Cacique que los acoge y les cuenta la historia de su etnia, a las mujeres que cocinan la comida típica y exhiben la artesanía que con tanta dedicación y esfuerzo han elaborado con sus propias manos, para finalizar al son de los tambores y maracas que invitan a locales y turistas a bailar al ritmo de sus canciones tradicionales. En fin, en cada etapa del recorrido se puede apreciar la dedicación de la comunidad para brindar una experiencia inolvidable.

Esta comunidad indígena encontró en el turismo sustentable una manera de crecer integralmente, protegiendo la naturaleza que les rodea y motivando a las nuevas generaciones a prepararse para seguir desarrollándose en esta área, preservando sus raíces y al mismo tiempo dejando en el turista una huella difícil de olvidar.

Para conocer cómo puede participar en un tour sostenible a esta comunidad indígena, contacta a Aquarius Tours llamando al 395-1810 or visite a

AquariusToursPanama.com.

Authors

Related posts

Top