El “Cocodrilo Dundee” de Panamá

Hay una superficie de 167 millas cuadradas para que los turistas exploren en la zona del Canal de Panamá, pero muy pocas personas se toman el tiempo para hacerlo. Las oportunidades están ahí para los que saben a dónde ir y a quién preguntar.

Harrison Blackwell interacts with wildlife at Jungleland

Harrison Blackwell interacts with wildlife at Jungleland.

La mayoría de las visitas a la zona que rodea el lago Gatún son variaciones del “tour de 1 hora” que ni siquiera se acercan a la superficie de lo que está disponible.

“Todo lo que se consigue en una hora es ver un mono y regresar. Hay mucho más cosas que hacer y mucho más que ver”, dijo el capitán Carl Davis, propietario de Jungleland, una compañía que ofrece tours de un día y excursiones de noche extendidos fuera de su alojamiento flotante.

“Con el fin de explicar a mi familia lo que es un alojamiento flotante, les dije que era como el barco de la película ‘Anaconda’”, dijo el huésped Melanie Knight quien visitó la casa de campo la semana pasada con su esposo y dos hijos. “El capitán Carl nos dio un tour en barco por el Canal señalando cómo funciona la maquinaria del Canal”.

Durante el recorrido alimentábamos monos que se subían a su barco, visitamos unas cascadas y anduvimos en kayak antes de regresar al hotel para el almuerzo”. Pero eso fue sólo la punta del iceberg”, dijo Knight. “Después de eso, los huéspedes que solo hacían la excusión por un día se fueron, luego cenamos y vimos la puesta de sol en el lago Gatún. Después de la cena”, dijo ella, “fuimos a la caza de cocodrilos”.

Caza de cocodrilos en Lago Gatún

Mason Knight with a baby caiman crocodile at Jungleland

Mason Knight with a baby caiman crocodile at Jungleland.

“Todo está perfectamente oscuro”, explicó Knight. “Sabes que estás en el medio de la nada en la selva. A medida que el sol se pone y se oyen todos los monos aulladores que empiezan a rugir, da un poco de miedo, pero sabe que está a salvo. Es como estar en un ambiente de película. Solo escuchas los sonidos del lago, y luego están los cocodrilos”, dijo.

El lago tiene cocodrilos americanos y caimanes de anteojos. Sus ojos reflejan la luz. El capitán del barco se mueve lentamente a través del agua, mientras que brilla una luz al frente. Cuando ve un par de ojos brillantes se dirige en esa dirección.

“El capitán agarró un caimán de unos tres metros de largo y llegamos a abrazarlo y tomarnos fotos con él”, dijo Knight. “Todo el viaje entero me dejó alucinado. Creo que el capitán y su personalidad eran la mitad de la diversión del viaje. Usted simplemente no conoce a personas como él todos los días. Mis hijos hablarán sobre este viaje por mucho, mucho tiempo”.

Authors

Related posts

Top