Senderismo en el Parque Nacional Soberanía

Por Gabriela Pedrotti

(info@aquariustourspanama.com)

Antonio Rivas, nuestro guía en el Parque Nacional Soberanía.

Antonio Rivas, nuestro guía en el Parque Nacional Soberanía.

El Parque Nacional Soberanía, ubicado a unos 25 km de la ciudad de Panamá, presenta una excelente alternativa tanto para locales como turistas que buscan un escape de la ciudad y desean disfrutar de la naturaleza con un toque de aventura. Sus bosques tropicales húmedos declarados zona protegida en 1980, aún reflejan algunas huellas de la intervención humana a lo largo de las décadas, pero el imponente ecosistema está en pujante recuperación. La exuberancia de su flora y la diversidad de su fauna se pueden apreciar a cada paso que se dé dentro del parque.

De sus siete senderos disponibles, recorrimos el sendero del Oleoducto de aproximadamente 17 km de largo, donde en compañía de Antonio Rivas, un experimentado senderista y conocedor de aves, pudimos apreciar una cantidad significativa a aves a media mañana (normalmente la mejor hora para su avistamiento es durante las tempranas horas del día), entre los cuales vimos el Pájaro León o Momotus Momota (tan codiciado por los expertos observadores de aves), el Trogón Colipizarra y tucanes.

Un oso perezoso de tres garras, uno de mis muchos avistamientos de animales silvestres.

Un oso perezoso de tres garras, uno de mis muchos avistamientos de animales silvestres.

También avistamos numerosas comunidades de juguetones monos Capuchinos y Aulladores que saltaban entre las frondosas ramas de los árboles, una singular oso perezoso de tres garras con su pequeña cría colgados de un inmenso yagrumo, ñeques corriendo entre la naturaleza y un asustadizo cuatí o gato solo que nos observaba a la distancia con cautela hasta que se percató que no éramos ninguna amenaza. En pocas palabras, fue una experiencia llena de gratas sorpresas a lo largo del sendero.

Sin lugar a dudas, el Parque Nacional Soberanía se presenta como una alternativa para el turismo ecológico pero queda de parte de nosotros el convertirlo en un destino sostenible, evitando dejar nuestras huellas en él, recolectando los desechos sólidos que encontremos, evitando el acceso de vehículos a los senderos, los cuales dañan las vías, contaminan el ambiente y ahuyentan a los animales y sobre todo creando conciencia en nuestra comunidad sobre la importancia de preservar el parque para nuestras generaciones futuras.

Authors

Related posts

Top