Los tiburones del Canal de Panamá

Este artículo también está disponible en: Inglés

Cortesía del Smithsonian Tropical Research Institute (STRI)

Researcher Catalina Pimiento on television conference with her team in Panama. From left to right: Alex Hastings, Aldo Rincon, Carson Phillips, Jorge Pino, Andy Kilmer and Claudia Grant. La investigadora Catalina Pimiento en conferencia televisiva con su equipo en Panamá. De izquierda a derecha: Alex Hastings, Aldo Rincón, Carson Phillips, Jorge Pino, Andy Kilmer y Claudia Grant

Researcher Catalina Pimiento on television conference with her team in Panama. From left to right: Alex Hastings, Aldo Rincon, Carson Phillips, Jorge Pino, Andy Kilmer and Claudia Grant.
La investigadora Catalina Pimiento en conferencia televisiva con su equipo en Panamá. De izquierda a derecha: Alex Hastings, Aldo Rincón, Carson Phillips, Jorge Pino, Andy Kilmer y Claudia Grant

La ampliación del Canal de Panamá a un costo de $5.6 billones, la cual ha tenido que dinamitar para crear una ruta de acceso más ancha entre el Pacífico hacia el Caribe, ha expuesto un tesoro oculto de fósiles. Los científicos del Smithsonian tomando ventaja del proyecto de ampliación del Canal, han excavado los restos de 12 diferentes ancestros de tiburones lo que apoya la controversial nueva teoría de que existía una conexión entre Norte y Sur América, incluso  mucho antes de la aceptada fecha de tres millones años atrás.
Cuando Catalina Pimiento llegó al Smithsonian Tropical Research Institute (STRI) en Panamá como interna, ella quería estudiar tiburones ballena vivos. Pronto ella cambió de opinión, decidiéndose a excavar fósiles de tiburones en la Formación de Culebra, que tiene 20 millones de años y entró en el programa de posgrado de la Universidad de Florida en Gainesville.
“La ampliación del Canal es realmente una oportunidad única para entender la evolución del tiburón y la historia del puente terrestre de Panamá,” dijo Pimiento. “Nuestra mayor sorpresa fue descubrir que la mayoría de estos chondrichthyans [familiares de los tiburones] vivían en agua dulce, lo que significa que tiene que haber existido tierra cerca, inclusive hace 20 millones de años.”
Al igual que nuestro tabique nasal, el esqueleto de tiburones está hecho de cartílago, no hueso. Los dientes y las vértebras son las únicas pistas que tienen los paleontólogos que buscan evidencia de tiburones extintos. Al comparar los restos de tiburones de las excavaciones del Canal con las de las colecciones de tiburones extintos de otros lugares, Pimiento y sus colegas identificaron 12 especies de seis familias diferentes. “La gama de tiburones que encontramos desde Carcharodon chubetensis – un primitivo ancestro de agua profunda del Megalodón, que medía 12 metros; hasta mantarrayas de aguas poco profundas como Urobatis halleri, que medían tan solo 20 centímetros, nos indica que existía una variedad de ambientes marinos en la región”

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Los comentarios están cerrados.