El futuro económico de Colón florece

Este artículo también está disponible en: Inglés

Por Marijulia Pujol Lloyd

La ciudad de Colón, ubicada en el Mar Caribe, en la provincia del mismo nombre, está recibiendo doble beneficios que ayudarán a traer prosperidad al área. El aeropuerto está siendo renovado para hacerlo más grande y mejor. Esa terminal, también servirá para aumentar el uso del cercano puerto de cruceros Colón 2000.
La renovación del Aeropuerto Enrique Adolfo Jiménez (France Field) costará $58.3 millones y estará lista en julio de este año para recibir un mayor número de vuelos nacionales e internacionales. Habrá una nueva terminal y la pista que medirá 2,700 metros de largo y 45 metros de ancho, lo que permitirá a las aeronaves Boeing 757/200 aterrizar. Alrededor de 270 hectáreas se han desarrollado para completar el proyecto.
Antes de ser utilizado como aeropuerto civil, France Field era un campo de aviación militar de EE.UU., establecido en 1918. Fue entregado al gobierno de la Zona del Canal de Panamá en 1949, y se convirtió en un aeropuerto civil. El control de EE.UU. sobre el aeropuerto terminó en 1979 y fue un precursor de la devolución final de la Zona del Canal al gobierno de Panamá en 1999.
El aeropuerto Enrique Jiménez será administrado por Tocumen S.A., la misma compañía que opera el Aeropuerto Internacional de Tocumen en la ciudad de Panamá. Algunas aerolíneas han demostrado interés en volar directamente a ese nuevo destino, pero sus nombres todavía no se han revelado.
La nueva terminal tendrá la capacidad de atender a 500 pasajeros nacionales e internacionales llegando y saliendo del aeropuerto al mismo tiempo, e incluyen mejores facilidades de inmigración y aduanas.
Otro impulso para Colón es la noticia que el puerto de cruceros Colón 2000 se convertirá en el puerto base del nuevo crucero “Monarch” operado por la compañía de cruceros española Pullmantur, que empezará a finales de abril
France Field también dará servicio a los pasajeros que vienen a Colón 2000 para abordar los cruceros y para aquellos que visiten la Zona Libre de Colón.
El Monarch de 70,000 toneladas tiene 12 cubiertas y capacidad para 2,850 pasajeros. Ofrece un crucero de siete días, con todo incluido, que visita Cartagena, Colombia; Aruba; La Guaira, Venezuela y Curazao y zarpará 37 veces desde Colón todo el año.
El Director Internacional de Pullmantur para América Latina, José Manuel Martín dijo que, “esta temporada le traemos a los mercados latinoamericanos y europeos nuestro mejor producto como respuesta a la demanda, que en muchas ocasiones, ha sobrepasado el 100 por ciento de ocupación.”
Un representante de Aventuras 2000, uno de los operadores de giras que ofrece sus servicios a los cruceros, dijo que el tener una operación de puerto base en Colón 2000 le permite a los turistas quedarse en la ciudad de Colón unos días antes de zarpar o después cuando regresan. Esto produce un efecto dominó en la economía con mayor ocupación en los hoteles, giras de compras a la Zona Libre de Colón y visitas a lugares de interés histórico y belleza natural.
Alrededor de 150,000 viajeros visitaron la Zona Libre de Colón el año pasado y se espera que ese número se duplique con la expansión del aeropuerto y otra línea de cruceros usando Colón 2000 como puerto base. Colón está trabajando para cambiar su imagen y convertirse una vez más en la joya del Caribe que fuera en el pasado.

Related posts

Top