Una biblia para los mochileros

Este artículo también está disponible en: Inglés

Por Jacob Ehrler

Almanaque AzulPara descifrar los misterios de la vida, la humanidad desde hace mucho tiempo ha buscado a los textos sagrados. Seguidores del Judaísmo o Cristianismo se refieren a la Biblia, o el Tanaj para los hebreos, un libro que ha sido dividido, corregido y re-escrito a través de la historia. Para los exploradores del istmo, un texto comparable acaba de ser publicado. Está disponible solo en español y apenas 1,500 copias se han impreso.
El Visitante le recomienda buscar una copia del “Almanaque Azul” para aquellos que son inspirados por las vastas y variadas partes de Panamá que esperan ser descubiertos por viajeros que quieren alejarse de “conocidos sitios turísticos.” Esta es una guía práctica que ayudará al turista aventurero a encontrar una gran cantidad de lugares maravillosos que están más cerca de lo que se imaginan. Provee información sobre lugares donde puede ir, quedarse y comer.
La guía es la creación de un grupo liderado por el botanista, cartógrafo y ahora editor del Almanaque Azul, Mir Rodríguez, que junto con Miriam Pons ha dedicado años explorando el país para encontrar playas, sitios de belleza natural y lugares donde “la verdadera alma de Panamá” todavía existe.
Rodríguez dijo que uno de los lugares que más lo ha conmovido es la “Playa de Muerto” en la provincia de Darién, “es una playa increíblemente bella donde el turismo está controlado por personas local de la comunidad Emberá,” dijo el botanista.
El libro fue publicado gracias al patrocinio de Tower Bank y un grupo de 80 voluntarios que donaron su tiempo y conocimiento local.
Sobre el tema de las playas nudistas, Rodríguez dijo que “oficialmente ninguna de las playas panameñas son consideradas para nudistas, se pueden encontrar algunas en Isla Iguana y Contadora, pero hay muchas playas desiertas en el país que pueden usarse para ese propósito.”
La guía de bolsillo está llena de fotos, mapas e información práctica que muestra al lector como disfrutar de las maravillas del país y al mismo tiempo tener un impacto positivo en los sitios visitados. El libro está divido en cinco secciones:
• Montañas, playas y otros destinos tierra adentro para relajarse, explorar o surfear.
• Lugares donde quedarse, comer, acampar y cómo viajar de un sitio a otro
• Sitios de belleza natural, animales y bosques, Información esencial para entender y explorar las diferentes culturas en Panamá
• Consejos sobre cómo tener un viaje divertido y seguro.
Mayor entendimiento
Aunque comparar el Almanaque Azul con La Biblia podría parecerle profano a algunos lectores, El Visitante quiere aclarar que la publicación es similar en su meta de dar información a los buscadores de un mayor entendimiento (en este caso, la exploración de Panamá). También es una publicación digna de ser dividida, corregida y revisada en el futuro debido a los valores latentes que promulga.
Según Rodríguez, el libro y su página web www.almanaqueazul.com quieren informar a aquellos que serán “buenos turistas,” eso significa el simple acto de recoger su basura, respetar la flora y fauna y elevar el entendimiento entre los visitantes sobre el efecto que causan en las áreas poco exploradas de la nación.
El libro puede conseguirse en los supermercados Riba Smith, El Apartamento, Librería Cultural Portobelo, Diablo Rosso, Librería Cultural, Artesanías Panamá Bahía, Flory Saltzman Molas, Fundación Almanaque Azul en el edificio de la Santa Familia, Casco Antiguo.

Tres comerciales divertidos sobre Almanaque Azul pueden verse en YouTube.com
Los usuarios de Internet pueden disfrutar de tres cómicos comerciales sobre como viajar en Panamá que han sido creados para promover el libro en línea. Ellos pueden encontrarse buscando “Almanaque Azul” en Youtube.com. Las cuñas son el trabajo de los creativos Jonathan Harker, Martín Proaño, Mir Rodríguez y Celeste Carrizo.

Related posts

Top