Metro Bus moderno, pero necesita ajustes

Este artículo también está disponible en: Inglés

Un visitante con un irónico sentido del humor, dijo una vez que no se necesitaba ir al médico para hacerse un electrocardiograma en Panamá.

“Basta con tomar un autobús, un “Diablo Rojo” que haga el recorrido de la Vía España para saber cuál es su condición cardiaca”, afirmó el turista.

Los Metro Buses cambiaron la cara de la ciudad de Panamá.

Los Metro Buses cambiaron la cara de la ciudad de Panamá.

Al 15 de marzo de este año, los pintados “diablos rojos,” autobuses escolares estadounidenses condenados que eran resucitados en Panamá con motores más potentes, silenciadores más grandes y bocinas de trompeta, fueron finalmente sacados de la Ciudad de Panamá, luego de pagárseles a sus propietarios $25.000 por cada uno y fueron sustituidos por el Metro Bus.

La oportunidad de obtener un electrocardiograma gratuito ya no existe, pero el Metro Bus le está dando dolor de cabeza a los pasajeros panameños.

Los nuevos autobuses fueron fabricados en Colombia por la empresa sueca Volvo, y empresa brasileña Marcopolo suplió la carrocería.

Tienen dos puertas dobles, dos extintores de incendios, ocho botones para alertar al conductor de la siguiente parada, y seis martillos para romper las ventanas panorámicas en caso de emergencia. Los autobuses cuentan con aire acondicionado, 38 asientos y dos plazas de minusválidos.

Súbase

Para utilizar el Metro Bus, primero es necesario comprar una tarjeta de depósito por $ 2.00 y más la cantidad de dinero que viajero piensa que necesitará para completar su ruta. La mayoría de los viajes alrededor del área de la ciudad cuestan $ 0.25, pero si se utiliza un bus en una de las dos autopistas del corredor (Norte o Sur) el viaje de ida es de $ 1.25. Estos costos están fuertemente subvencionados por el gobierno, lo mismo que el diesel.

Las tarjetas pueden comprarse y recargarse en muchos puntos. De acuerdo con la empresa chilena Sonda, que maneja las tarjetas, están habilitando más lugares, como centros comerciales y supermercados, para que los usuarios puedan cargarlas.

Los operadores colombianos del sistema Metro Bus, la empresa conocida como Mi Bus, han sido objeto de fuertes críticas por parte de los usuarios del transporte público debido a los problemas que existen con este sistema.

Anteriormente habían casi 3.000 “Diablos Rojos” en servicio, los cuales fueron reemplazados el 15 de marzo con sólo 1.200 autobuses Metro.

La matemática es simple, los 38 asientos comparados con los 70 que tenían los “diablos rojos” (es una cifra bastante baja), lo que es un perfecto indicador del problema que experimentarían los usuarios.

Los nuevos autobuses se introdujeron originalmente a finales de 2010 junto a los viejos “diablos rojos”, para aliviar un poco la presión sobre el sistema.

Sin embargo, una vez que los “diablos rojos” fueran finalmente retirados en marzo de este año, caos descendió sobre las calles de la ciudad de Panamá, largas filas de pasajeros tratando de apiñarse en los autobuses Metro. Los conductores no se detenía o abrían las puertas para admitir a más pasajeros, los usuarios se quejaron que no podían encontrar puntos para recargar sus tarjetas, paradas de autobuses adecuadas y bajo techo no existen a pesar que la temporada lluviosa está a la vuelta de la esquina e incluso algunas rutas se han eliminado y reemplazado.

Fácil de usar para los turistas

A pesar de todos los problemas que sufren los viajeros locales, el Metrobus puede ser muy útil para los visitantes, ya que no están limitados a las horas pico y pueden utilizar estos autobuses cuando hay menos demanda. Los turistas pueden tomar un autobús hasta el aeropuerto, con la ayuda de los empleados del hotel para obtener una tarjeta de Metrobus.

Prácticamente todos los autobuses circulan a través de la Gran Terminal de Albrook Mall y si van en esa dirección que muestran “Albrook” en sus muestran en sus letreros. El problema es que también muestran “Albrook” cuando van fuera de la ciudad, así que es una buena idea preguntarle al conductor hacia dónde va y evitar sorpresas.

En la Gran Terminal de Albrook, pueden observarse a los despachadores de con sus tablas de itinerarios y, aunque no todos son bilingües, por lo general son amables y ayudan a los visitantes a encontrar el bus que necesitan.

Un tema delicado

A pesar de todas sus deficiencias, el Metro Bus es el primer esfuerzo que se ha hecho en 30 años para modernizar el sistema de transporte público en la ciudad de Panamá.

Todo el mundo confía en que se puede mejorar y corran con la misma suerte de los autobuses españoles “Pegaso” de los ‘70 y ‘80’, que terminaron en gigantescos cementerios de chatarra debido a la mala administración y la falta de mantenimiento y repuestos.

Authors

Related posts

Top