Paseo por la Boca de los Espinos

Este artículo también está disponible en: Inglés

Los esbeltos árboles invitan a los viajeros a mirar hacia el bosque.

Los esbeltos árboles invitan a los viajeros a mirar hacia el bosque.

Las aguas de Océano Pacífico bañan toda la costa sur de la provincia de Chiriquí, por ello numerosas playas y esteros adornan este condón litoral que se extiende desde Punta Burica, en Barú, hasta Quebrada de Piedra en Tolé.

Uno de los puntos atractivos y singulares de las costas chiricanas es aquel donde se unen tres ríos, el Escarrea, el Duablo y el Chiriquí Viejo, para formar La Boca de los Espinos.

Este lugar se encuentra a solo treinta y cinco minutos de la ciudad de David, en la ruta Querévalos-Guarumal-Santo Tomás en el distrito de Alanje.

Desde el caserío de Santo Tomás de Alanje hasta el muelle de Estero Rico, donde se toman los botes para hacer el recorrido.

Desde LA Boca hay un camino de cinco kilómetros que está en buen estado durante todo el año.

Hay oportunidad de avistar aves

Hay oportunidad de avistar aves

Durante el viaje en bote por las aguas de La Boca de los Espinos se puede contemplar el espectacular ecosistema marino, la conjunción de las aguas dulces y salobres, los esbeltos retorcidos mangles, las garzas tricolores y las cangrejeras blancas y azules. Lo que más llama la atención es ver y oír el poderoso oleaje nacido en la Bahía de Charco Azul cuando llega a la Boca.

Además del tranquilo recorrido en lancha por los meandros que forman los tres poderosos ríos antes de desembocar al mar, los visitantes que deseen conocer esta región pueden disfrutar de la cercana playa de Estero Rico con sus cálidas y espumosas aguas.

Authors

Related posts

Top