Ocho meses para avistar a las ballenas en Panamá

Este artículo también está disponible en: Inglés

Por Ursula Kiener Ford

Una ballena jorobada asoma la cabeza fuera del agua para saludar en el Archipiélago de las Perlas.

Una ballena jorobada asoma la cabeza fuera del agua para saludar en el Archipiélago de las Perlas.

Panamá y Costa Rica son los únicos lugares en el mundo donde las ballenas jorobadas migran a las áreas de crianza desde los hemisferios norte y sur. Durante la temporada alta de avistamiento de ballenas, del 1 de julio al 15 de octubre más de 2,000 ballenas jorobadas migran desde la Antártida a Panamá, en el Pacífico. El Archipiélago de las Perlas alberga cerca de 900 ballenas, brindando a los visitantes una tasa de éxito de 99% para encontrar ballenas.

Su travesía hacia Panamá es la migración más larga realizada por cualquier mamífero. El viaje es de más de 6,000 kilómetros y es una de las pocas migraciones de cetáceos que cruza la línea del Ecuador.

De diciembre a marzo es la migración desde norte de aproximádamente 300 ballenas y se tiene un 50% de probabilidades de verlas. Las ballenas jorobadas prefieren la Bahía de Panamá, porque es poco profunda (menos de 50 metros de profundidad) y tiene aguas cálidas, condiciones que son favorables para la salud y el bienestar de sus crías.

Whale Watching Panamá es la única empresa dedicada a la observación de ballenas en Panamá, con guías biólogos a bordo para explicarle a los turistas lo que están viendo. Un hidrófono a bordo da la oportunidad de escuchar los llamados de las ballenas jorobadas. Excursiones de un día se hacen desde la ciudad de Panamá al Archipiélago de las Perlas, y también partiendo de la isla de Contadora. Es posible organizar viajes de varios días.

Un Delfín presumiendo a lo largo de un tour en camino a la isla de Taboga.

Un Delfín presumiendo a lo largo de un tour en camino a la isla de Taboga.

Anne Gordon, fundadora de Whale Watching Panamá tuvo la oportunidad de asistir a una conferencia sobre avistamiento de cetáceos responsable en Australia. Ella afirma que su compañía “educa e inspira respeto por las ballenas, los delfines y los océanos.”

Panamá es el hogar de más de 30 especies de delfines y ballenas. Coiba, el Golfo de Chiriquí, Isla de San Miguel, Isla Iguana y Pedasí son otros destinos donde se puede ver a las ballenas en su habitat.

Para reservar un tour

www.whalewatchingpanama.com.

Authors

Related posts

Top