Vinos Cameo, producción vinícola sin uvas

Este artículo también está disponible en: Inglés

Por Craig Weincek

Familiares y amigos ayudan con la cosecha.

Familiares y amigos ayudan con la cosecha.

Solamente existe un productor de vinos operando en Panamá, pero no usan uvas. Eso es cierto – David Feinstein y Kersti Landeck, que operan Vinos Cameo en Potrerillos Arriba en las tierras altas de Chiriquí, orgullosamente dicen que “no hay uvas en el vino.” Lo que producen son vinos de frutas únicos cuidadosamente hechos a mano. Su finca, a unos diez kilómetros de Boquete, es una pequeña plantación de naranjas que ofreció a Feinstein, de 55 años, la oportunidad de dedicarse a su afición de toda la vida en la “tierra de la eterna primavera.”

Además de las naranjas, Feinstein ha utilizado su formación científica para elaborar vinos con zarzamoras (Panamá Red y Boquete Blush; maracuyá y un vino de guanábana que es muy popular entre los lugareños. Con su pareja Landeck (56), él ha hecho vino con mangos, piñas y tomates, que se han vendido muy bien. Feinstein también afirma haber inventado un vino sin usar fruta. Se llama Oatilla la Monja y está hecho de harina de avena y vainilla.

El vino de guanábana es muy popular entre los lugareños.

El vino de guanábana es muy popular entre los lugareños.

Hace poco más de un año, Feinstein fue diagnosticado con PDIC, una enfermedad inflamatoria crónica que lo ha dejado en silla de ruedas. Mientras Landeck se ha encargado de gran parte del trabajo físico, los dos siguen trabajando para lograr pequeños embotellamientos de vinos totalmente únicos, ya que ni siquiera intentan reproducir exactamente el mismo vino tal como lo hacían antes. Sus vinos artesanales son naturalmente fermentados y libres de sulfito, sin aditivos químicos. Feinstein se enorgullece de decir “que no se utilizan venenos de ningún tipo en la tierra o en nuestros productos.” Según Feinstein, “pura fruta fermentada de forma natural, agua potable y caña de azúcar de origen local son la base de nuestros vinos únicos.” De hecho, “Vinos Cameo está comprometida con el reciclaje.” Por cada botella de VC que es regresada los clientes reciben 25 centavos, y las botellas se vuelven a utilizar.

Nota del autor: Por lo general no soy aficionado a los vinos de fruta, ya que a menudo son demasiado dulces, algo así como un pastel de bodas embotellado. Los Vinos Cameo que probé, sin embargo eran bastante secos y suaves. Cuando hablé con Feinstein al respecto, me dijo que esa era precisamente su intención.

Expatriados disfrutan de una cata de vino en un restaurante local en Boquete.

Expatriados disfrutan de una cata de vino en un restaurante local en Boquete.

Hasta el momento, Vinos Cameo no vende fuera de su área su limitada producción, pero los residentes de Boquete y los visitantes pueden participar en una cata de vinosque puede ser organizada en su lugar de trabajo, hogar o evento especial, llamando al (507) 6693-7976. Degustaciones y la oportunidad de comprar la última cosecha también se pueden encontrar todos los martes por la mañana en el popular mercado de expatriados que se celebra en el Boquete Community Players Theater and Event Center al otro lado del puente de la Feria, cerca del centro del pueblo. Vinos Cameo también puede encontrarse a veces en el mercado de los viernes en Volcán. El primer domingo de cada mes, los vinos están a la venta en el mercadillo de almacenamiento Chiriquí. A partir del 1 de diciembre, una vez que se abra el Centro de Información, Giras y Educación de Boquete, hay planes de incluir los vinos en sus estantes.

Para obtener más información, vaya a www.cameowinesofpanama.com.

Authors

Related posts

Top