GUPC podría suspender los trabajos para la expansión del Canal de Panamá

Este artículo también está disponible en: Inglés

Un desacuerdo sobre pago está poniendo en peligro la ampliación del Canal de Panamá con Sacyr Vallehermoso, uno de los principales contratistas del consorcio ” Grupos Unidos por el Canal” (GUPC), amenazando con abandonar las obras.

Pag 3 Canal_optEl ultimátum llega luego de meses de disputas entre la Autoridad del Canal de Panamá y el gobierno por los retrasos en la construcción y sobre-costos. El proyecto, uno de los más grandes del mundo, implica nuevas esclusas, más amplias que permitan al canal que tiene un ancho de 50 millas (80 kilómetros) poder manejar barcos más grandes que los que han transitado anteriormente en la centenaria vía acuática.

El costo de la ampliación ha sobrepasado el presupuesto por $1600 millones y el consorcio liderado por españoles, ha amenazado con detener el trabajo a menos que se pague el dinero. La constructora español Sacyr, ha dado un plazo de 21 días para resolver la disputa.

Un portavoz de Sacyr dijo el jueves que en ausencia de un acuerdo antes del 20 de enero, el contrato estipula que las dos partes deben llevar el caso a un tribunal de arbitraje internacional con sede en París.

Los problemas surgieron en 2012, cuando los técnicos de Panamá se opusieron a la calidad del hormigón utilizado, lo que obligó al consorcio a utilizar un producto más caro y de mayor calidad. Eso, junto con las huelgas, mal tiempo y otros factores, contribuyeron a un aplazamiento de la fecha límite original de 2014 para completar el proyecto.

En la carta, Sacyr señaló que en varias ocasiones intentaron llegar a un acuerdo con la Autoridad del Canal de Panamá, pero fue en vano y acusaron a Jorge Luis Quijano, el administrador de la autoridad, de dar información incorrecta al consorcio sobre la forma de ejecutar el proyecto y ha obligado a la empresa a renunciar a algunos de sus derechos.

Una de sus principales quejas es que Quijano no ha podido restaurar el equilibrio financiero con GUPC para gastos imprevistos.

La construcción debe ser completado en junio 2015, nueve meses más tarde, con el coste total del proyecto ahora se espera que sea $5,200 millones.

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP), dijo en un comunicado de prensa que el consorcio debe respetar el contrato existente , con el argumento de que el exceso de gastos se deben a fenómenos que deberían ser “normal ” en un proyecto de este tipo de construcción.

Jorge Luis Quijano, el administrador de la ACP , dijo que ” No importa qué tipo de presión se ejerce en contra de la ACP (Autoridad del Canal de Panamá), mantenemos nuestra exigencia de que Grupo Unidos por el Canal debe respetar el contrato que acordaron y firmaron.”

Authors

Related posts

Top