El antiguo ritual de los spas todavía sigue vivo

Este artículo también está disponible en: Inglés

Por Marijulia Pujol Lloyd

La gente siempre ha tratado de encontrar formas de mejorar su salud y bienestar y los spa son parte de esa búsqueda de lograr el equilibrio perfecto entre el cuerpo y la mente. Las civilizaciones romanas y griegas tenían balnearios o spas similares a los modernos donde hombres y mujeres recibían tratamientos de belleza. A pesar de que ya han pasado siglos todavía siguen existiendo.

Spa se deriva del nombre de la ciudad de Spa, Bélgica, cuyo nombre se remonta a la época romana, cuando el lugar era conocido como Aquae Spadanae . Hoy en día, los spa son empresas que ofrecen una variedad de servicios con el propósito de mejorar la salud, belleza y relajación a través de tratamientos de cuidado personal tales como masajes y tratamientos faciales.

En el pasado, los spa eran el dominio de los ricos y famosos, pero en los últimos veinte años se han vuelto más accesibles para el público en general y ahora están por todas partes. Una cosa está clara, la gente quiere escapar de los ambientes con horarios estrictos y estresantes, desean despejar su mente y conectarse con amigos y familiares. La idea sentirse cómodos, mimados y bien cuidados en un ambiente de lujo es muy tentadora.

Hay diferentes tipos de spas. Aquellos especializados en la salud holística, que abarca la mente y el espíritu e incluyen prácticas como el yoga y reiki como una manera de aliviar los dolores comunes, artritis e incluso la hipertensión.

Panamá se está convirtiendo en un destino de spa, con hoteles locales ofreciendo paquetes que incluyen dieta, programas de ejercicios, instrucción en el bienestar, el coaching de vida y yoga. La atracción principal es que muchos de ellos están ubicados cerca de las playas, en la montaña e incluso ríos, haciendo que la experiencia sea aún más agradable.

Es posible encontrar spas en todo el país desde el spa en el hotel Waldorf Astoria, en el corazón de la Ciudad de Panamá o el Westin Playa Bonita a los veinte minutos de la capital. También hay unos bien equipados en las montañas de Chiriquí y las playas del Pacífico.

Los tratamientos de spas son para todo el mundo, que está esperando para mimarse. Después de todo, sólo se vive una vez.

Authors

Related posts

Top