Enseñando a pequeños granjeros

Este artículo también está disponible en: Inglés

Por Marijulia Pujol Lloyd

María Elena ayuda a los niños a preparar la tierra.

María Elena ayuda a los niños a preparar la tierra.

El respeto y el amor por la tierra es algo que se ha ido perdiendo en los últimos años. Un grupo de madres se unió con otros miembros de la comunidad de La Chorrera, para crear la Organización Reconexión Hombre y la Madre Tierra (ORHOMATI) que trata de enseñar a niños, adolescentes y adultos a cultivar la tierra.

Cada sábado por la mañana, doce niños y sus madres se reúnen en la residencia de la señora María Elena González, ubicada en La Revolución, La Chorrera para aprender a preparar la tierra y sembrar cultivos.

Los niños usan papel de construcción, lápices de colores, pegamento y tijeras para crear una granja virtual con gallinas, monos, vacas, cerdos y por supuesto, árboles frutales, hortalizas y granos, como arroz y maíz sin una computadora a la vista. Todo el mundo es bienvenido sin importar el idioma, ya que incluso tienen un intérprete a mano.

Una vez que los niños terminan de dibujar, empieza la verdadera diversión. Ellos forman una cola y se arrodillan al lado de una parcela que tiene cascarilla de arroz, proceden a extenderla con sus manos gritando de alegría. Debido a que las herramientas son escasas, los niños se turnan con el rastrillo, antes de hacer agujeros para plantar pimientos y otras matas.

María Elena es una de las fuerzas detrás de esta organización, una ferviente conservacionista y determinada a difundir el mensaje de amar a la “Madre Tierra, porque ella da todo lo que necesitamos para sobrevivir. Si enseñamos a los niños a trabajar la tierra desde muy temprana edad, disfrutarán de la siembra de cultivos.”

Utilizando llantas viejas, botellas de plástico, madera reciclada y otros materiales, el grupo crea un huerto familiar en espacios pequeños. El grupo también ofrece seminarios gratuitos para cualquier persona que quiera aprender sobre la preparación de fertilizantes orgánicos, crear semilleros o elegir las plantas adecuadas para el suelo. Ellos sólo piden dinero de la gasolina para ir a diferentes partes del país.

“Nuestra misión es crear más grupos como el nuestro en todo Panamá, que transmitan el amor por la tierra a futuras generaciones que luego se hará cargo de los recursos naturales”, dijo María Elena.

“Recientemente adquirimos una parcela de 5,000 metros cuadrados para crear una granja sostenible, que también servirá como espacio de aprendizaje para los niños,” afirmó.

Aunque ORHOMATI cuenta con el apoyo del Ministerio de Desarrollo Agropecuario, ellos están buscando voluntarios que se unan a su causa y difundan sus conocimientos sobre agricultura, independientemente de su nacionalidad o e idioma, así como donaciones de herramientas para sus pequeños alumnos. Para más información escriba a yermary_84@hotmail.com o vocal2panep@gmail.com o llame Nora 6275-5445 o Aurelio Villalaz 6261-1529.

Authors

Related posts

Top