Protegiendo a las ballenas en el Canal

Este artículo también está disponible en: Inglés

Cuatro dispositivos de separación del tráfico (DST) serán implementados para regular los barcos comerciales que entran y salen del Canal de Panamá y de los puertos del país. Las nuevas rutas minimizarán una coincidencia entre la vía interoceánica y las rutas de migración de las ballenas jorobadas. La iniciativa fue aprobada por unanimidad la semana pasada en la Organización Marítima Internacional (OMI) en Londres.

Protegiendo a las ballenas en el Canal

El DST también reducirá la velocidad de los buques por cuatro meses cada año durante la temporada alta del periodo de hibernación de las ballenas. La decisión fue tomada en base a los estudios del ecólogo marino del Smithsonian, Héctor Guzmán.

DST es un sistema de rutas de gestión del tráfico regido por la Organización Marítima Internacional ( OMI). Los carriles de tráfico (o zonas libres de obstáculos) indican la dirección general de los barcos en esa zona; los buques que navegan en un DST van en la misma dirección o bien cruzan la línea en un ángulo lo más cercano a 90 grados como sea posible. Se utilizan para regular el tráfico pesado en las vías navegables, canales confinados o alrededor de los cabos.

Según el estudio, varias especies de cetáceos se desplazan a través de las aguas tropicales cerca de la entrada del Pacífico del Canal en el Golfo de Panamá. Guzmán y sus colegas descubrieron que es una zona de reproducción importante para las ballenas jorobadas en el hemisferio sur.

Panamá es uno de los líderes del comercio mundial y un custodio importante de una biodiversidad marina excepcional. Alrededor de 17,000 barcos mercantes navegan por el Golfo de Panamá cada año y se espera que el número aumente considerablemente una vez que la construcción de las nuevas esclusas finalice permitiendo el tránsito de los buques más grandes “Post- Panamax” al Canal y los puertos.

Una ballena jorobada en el Golfo de Panamá

Una ballena jorobada en el Golfo de Panamá.

Guzmán estima que la nueva política reducirá las posibles zonas de colisión entre buques y ballenas en un 93 %, mientras que las interacciones entre buques y ballenas se reducirán en un 95% en el Golfo de Panamá.

En el Pacífico, se espera que una serie de tres DST disminuya significativamente las posibles colisiones de barcos con embarcaciones de pesca artesanal y reducirá accidentes que puedan provocar la contaminación en las siete áreas marinas protegidas del país, santuarios de vida silvestre, un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO y los humedales protegidos bajo la Convención de Ramsar.

Panamá tiene seis meses para aplicar los DST y la industria del transporte marítimo tiene seis meses para cumplir con ellos.

Authors

Related posts

Top