Bodas en altamar

Este artículo también está disponible en: Inglés

Capitán Steve Hooper realiza una ceremonia de boda.

Capitán Steve Hooper realiza una ceremonia de boda.

Para crear recuerdos que duren toda una vida se requiere un de imaginación y de organización. Todo se trata de cómo luego se contará la historia -el cuento sobre “cuándo y dónde nos casamos”, un relato que seguirá siendo hermoso no importa cuántas veces se cuente. Por esta razón la gente va a extremos para casarse, proponiendo en la televisión o durante una excursión de buceo o yendo de luna de miel a un lugar exótico.

Sin embargo, la exitosa planificación y ejecución de una boda en un país extranjero puede ser un reto, especialmente si usted no es consciente de las regulaciones locales y los requisitos para conseguir las licencias de matrimonio en su destino elegido.

Steve Hooper, capitán del velero de 90 pies, la Azuleta, ha presidido sobre varias bodas en altamar en varios países del Caribe. De acuerdo con Hooper, “Los capitanes están autorizados para realizar ceremonias de matrimonio en altamar, pero hay diferentes requisitos dependiendo del país de destino de la boda. En algunos sitios, el capitán tiene que firmar un formulario notarial que indica lo que se ha pronunciado en la ceremonia, junto con documentos legales firmados para apoyar a la ceremonia.

“Me acuerdo que en Santa Lucía, Islas Vírgenes, requerían que yo acompañara a la pareja a tierra para firmar los documentos legales a pesar que la boda se llevó a cabo a bordo de mi velero dos días antes de llegar a tierra”.

¿Cómo funciona en Panamá?

Según una fuente* del bufete de abogados Pardini & Asociados, con sede en Panamá, es posible que el capitán de un buque en aguas panameñas realice matrimonios en altamar en presencia de dos testigos hábiles.

Un velero es un escenario romántico para una boda.

Un velero es un escenario romántico para una boda.

Las dos personas que quieren casarse tienen que obtener y presentar ante el capitán del barco, los siguientes documentos:

• Certificados de nacimiento

• Certificados de salud prematrimoniales, que implican análisis de sangre, etc.

• un documento que certifica que ambos son solteros

• un documento de identificación personal

• una declaración firmada por ambos expresando su interés en casarse y que muestra sus nombres y apellidos, estado civil, nacionalidad, edades, profesiones y domicilio

La ceremonia debe ser documentada por el capitán en los registros de la nave y una copia de dichos documentos debe ser presentada ante la Autoridad Marítima de Panamá (AMP) dentro de 30 días una vez realizada la ceremonia.

Logística y consideraciones legales

Si se va a casar en Panamá, el certificado de salud prenupcial debe ser obtenido en Panamá.

“Si usted habla con las personas adecuadas y tiene las conexiones correctas, usted puede venir a Panamá unos días antes de la ceremonia y obtener el certificado de salud prenupcial”, dijo Emily Timmerman, co-propietaria con Gary Moore de “Our Panama Wedding” y “My Panama Connection”.

“Sin embargo, si trata de hacerlo todo por su cuenta, probablemente le va a tomar más de tiempo”, dijo Timmerman. “Es en esto donde Gary y yo ofrecemos nuestro apoyo, ya que conocemos las personas que pueden ayudar con el proceso”.

Muchas preguntas sobre la logística de cómo casarse en Panamá son contestadas en el sitio web “OurPanamaWedding.com”. Hay consecuencias legales que las personas deben considerar antes de casarse en un país extranjero. Por ejemplo, si se casa en Panamá y luego se divorcia, tiene que divorciarse en Panamá.

“Por esa razón muchos de nuestros clientes de los Estados Unidos se casan legalmente en Estados Unidos”, explicó Timmerman. “Entonces celebran su boda simbólicamente con familiares y amigos en un lugar exótico como en Panamá”.

Recuerdos para toda la vida

Encontrando el barco adecuado para el ambiente que desea es esencial. En mi opinión, el velero la Azuleta tiene el ambiente perfecto para amigos y miembros de la familia de todas las edades. Yo estaba a bordo de ella por uno de los días en un paseo de 72 horas que incluyó una boda de mentira. El yate acomodó ocho parejas y 11 niños, entre ellos el capitán y su familia.

Quiero agradecer a Anne Gordon de Barrigan de WhaleWatchingPanama por invitarme al crucero y me gustaría felicitar a Heidi Slough, la coordinadora de bodas y eventos a bordo de la Azuleta. Para reservar un viaje u obtener más información sobre la Azuleta, visite a www.captain-ricks.com.

* Edma Fernández, Asistente de Dirección, Pardini & Asociados Bufete de abogados en Panamá.

Authors

Related posts

Top