Modelo para restaurar el Casco Antiguo se llevará a Colón

Este artículo también está disponible en: Inglés

Las mejoras en el Casco Antiguo lo han convertido en una de las áreas más visitadas del país.

Las mejoras en el Casco Antiguo lo han convertido en una de las áreas más visitadas del país.

Antes de salir del puesto de Presidente de la República, Ricardo Martinelli, inauguró el “nuevo” Casco Antiguo. La restauración de las calles e infraestructura del área formó parte del proyecto conocido como “Preservación del Patrimonio Histórico de la Ciudad de Panamá”. El proyecto fue ejecutado por la empresa brasileña Odebrecht Infraestructura y se llevó a cabo bajo la dirección del Instituto Nacional de Cultura (INAC) y el Ministerio de Obras Públicas (MOP), llevando un costo de más de $700 millones de dólares.

María Eugenia Herrera, la entonces directora del INAC, dijo que durante los trabajos de restauración, se desenterró restos del período colonial de Panamá, como botellas de vidrio, trozos de cerámica y artefactos de metal, todo procedente del siglo 17, la época de la fundación del Casco Antiguo, cuando comenzó la construcción del Baluarte de San José, después de la destrucción de Panamá Viejo debido a la situación que se enfrentó con el pirata Henry Morgan.

Hizo entender la importancia de preservar el trabajo para las futuras generaciones, diciendo que implicaría el “trabajo en equipo continuo e incansable del gobierno, los dueños de empresas y residentes por igual.”

Detalles del trabajo realizado en el sector incluyó la separación de las tuberías de aguas servidas de las aguas pluviales, la instalación de una nueva estación de bombeo, la rehabilitación del sistema de agua potable con tuberías de PVC, el soterramiento de cables eléctricos y de comunicación, mejoras en las luminarias de las calles y la

Proyectos similares puede hacer lo mismo para Portobelo y San Lorenzo en Colón.

Proyectos similares puede hacer lo mismo para Portobelo y San Lorenzo en Colón.

restauración del pavimento con ladrillo de arcilla roja. También se construyó un nuevo edificio de estacionamiento de 5 pisos entre las Calles 9 y 10 Oeste, con una capacidad de 117 vehículos. Todos estos esfuerzos se llevaron a cabo tomando en cuenta la protección de los estilos arquitectónicos únicos que se encuentran en la zona.

El proyecto no se llevó a cabo sin los sacrificios de los residentes que pasaron por constantes cierres de calles y los dueños de negocios quienes perdieron dinero como resultado. Muchos de estos propietarios de edificios pudieron tomar ventaja de la exoneración de impuestos sobre la renta ofrecida para incentivarlos a hacer las reformas esperadas.

El proyecto gozó de tanto éxito que la nueva administración del Presidente Juan Carlos Varela está considerando implementar estrategias similares en San Lorenzo y Portobelo.

Authors

Related posts

Top