Santa Catalina el lugar de sus sueños

Surfeando en playa Santa Catalina

Este artículo también está disponible en: Inglés

By Kenny Myers, Hotel Santa Catalina
HotelSantaCatalinaPanama.com

Cuando sueña con Santa Catalina, sueña con fines de semana largos, vientos en alta mar, días soleados. Mar azul templado. Pero la verdadera razón para visitar Santa Catalina, lo que atrae a este pequeño pueblo de pescadores en el sur de la provincia de Veraguas, son esas crudas y vigorizantes experiencias naturales, que lo obligarán a actualizar su banco de memoria en iCloud. No acariciar a los tiburones mientras bucea en Isla Coiba. No golpearse con las rocas o pisar los erizos de mar mientras surfea en La Punta. El hospital más cercano está a una hora en carro. Rodearse del peligro es bueno para el alma, lo hará sentirse más vivo.

Surfeando en playa Santa Catalina

Le encantará Santa Catalina por sus olas, surf, aloha, shaka bra y la pura vida. Tiene unas increíbles olas. Playa Estero con su suave arena para los niños, mientras que La Punta lanza olas para profesionales sobre el arrecife irregular de rocas y erizos. Punta Brava le sacará pelo en el pecho. Las olas de Isla Cebaco lo harán regresar por más.

Le encantará Santa Catalina por su proximidad a la Isla Coiba, un parque nacional protegido por la UNESCO y parte del Corredor Marino del Pacífico cuenta con el mayor arrecife de la costa occidental del continente americano, rodeado de casi todas las especies marinas que se pueda imaginar, tiburones martillo, peces toro, peces tigre, tiburones ballena, anguilas, manta rayas, delfines, tortugas, cocodrilos, los que se imagine están ahí.

Hotel Santa Catalina

Hotel Santa Catalina.

Le encantará Santa Catalina por su comida. Los huevos rancheros de “La Buena Vida” acompañados de tortillas de maíz molido orgánico y ensalada de fruta fresca espolvoreadas con granola y miel. Los tacos de pescado, arroz con coco y patacones con Cerveza Panamá los encontrará en “Mamá Inés”. Un ceviche de calamares de “El Encuentro” acompañado de pargos a la parrilla sobre una cama de verduras y yuca al mojo. Esto es lo contrario de Chipotle o Taco Bell, este es el auténtico sabor del estilo de cosecha casera de Mom & Pop, los auténticos mariscos al estilo panameño.

Le encantará Santa Catalina por su gente. El rostro arrugado del viejo pescador mientras pasa en su cayuco lleno de redes para la pesca. Los jóvenes lugareños juegan béisbol con ramas de árboles de murciélago y sin guantes, en ropa interior durante la marea baja en la playa. Las mujeres con hermosas sonrisas, comparten generosamente los secretos culinarios de familia con los viajeros que se sientan en los ranchos de techo de paja en los patios traseros de sus humildes hogares.

Se dice que si no ha surfeado en las playas de Santa Catalina, no puede llamarse a sí mismo como un surfista… y si no ha buceado en Isla Coiba, entonces no podrá renovar su licencia PADI para bucear en aguas abiertas. Son declaraciones fuertes, porque este es un lugar fuerte. Así que ¿qué espera? Viva Santa Catalina.

Authors

Related posts

Top