Devolviendo la dignidad a los ciegos de Panamá

Este artículo también está disponible en: Inglés

El refrán que dice que nadie es profeta en su tierra, parece ser cierto en Panamá con un innovador programa para ciegos.

Un proyecto que comenzó en Panamá para ayudar a unas 3,000 ciegos brindándoles esperanza y autoestima para convertirse en miembros trabajadores y funcionales en la comunidad, está destacándose en el Reino Unido, y ha llamado la atención en los Estados Unidos, pero aún carece de reconocimiento en el país donde comenzó.

Visión de la Esperanza es una creación del diseñador de joyas y ex misionero: Vernon Wilson, que con un pequeño equipo de voluntarios, enseñanza a trabajadores ciegos no sólo el arte de armar joyería, sino también ayudándoles en el mercado, mediante el desarrollo de comercios y organizando eventos al estilo Tupperware. Wilson un diseñador de joyas y artesano tenía una exitosa tienda en los EE.UU. antes de vender y “retirarse” a Belice durante 12 años trabajando de misionero.

Cuando se mudó a Panamá se convirtió en un miembro activo en el desarrollo y ejecución de programas en el catedral Episcopal de St Luke. Conversando con unos feligreses ciegos, preguntó cuál era el mayor reto que enfrenta a una persona ciega panameña. Le dijeron: “Encontrar trabajo”, desde entonces desarrolló un programa que trae nuevas esperanzas a los eufemísticamente nombrados “invidentes”, enseñándoles habilidades que le ayudan a formar parte de la fuerza de trabajo y desarrollar un sentido de autoestima.

Con un pequeño equipo de colaboradores, (última fila en la foto detrás de los estudiantes ciegos) desarrolló un plan de formación que permite a los estudiantes ciegos el identificar por el tacto, piezas de piedras pulidas, estaño, plata y oro a veces minúsculas para formar pulseras, aretes, collares y colgantes. Son pre-ordenados en pequeños recipientes de plástico y los trabajadores ciegos son quienes ensamblan en el producto terminado.

Después de un periodo de formación inicial, el estudiante lleva a casa su primera obra de arte completa, como un regalo para la familia. Esta entrega a menudo trae muchas emociones, dice Wilson, recordando una madre que lloraba después de darse cuenta de que su hijo minusválido le había dado personalmente el regalo.

Los artículos terminados se envían a los puntos de venta en centros turísticos como Playa Bonita y Gamboa Resort donde tiene precios que van desde $2 a $95.

El siguiente paso fue ampliar la base de los maestros, y crear un programa de capacitación de docentes incluyendo la identificación de braille que se introdujo en la Universidad de Panamá.

Cuando la noticia de la empresa llegó a Gran Bretaña, la prestigioso e internacionalmente reconocida Royal National Institute for the Blind (RNIB) en Irlanda del Norte, reconocieron rápidamente su potencial y se unió a Ulster Sheltered Employment Limited (USEL) para establecer un comité de dirección. USEL ha estado trabajando desde 1962 para dar trabajo a las personas con discapacidad.

Entre las dos organizaciones inscribieron en la Universidad de Ulster, a los principales joyeros mayoristas y a numerosos dirigentes de empresa dispuestas a brindar asesoramiento y formar parte de un consejo. Wilson viajó a Belfast en julio para ayudar a desarrollar el programa que actualmente sigue activo.

Carols by Candlelight, el concierto de caridad anual organizado por el Club de CanadaPLUS, le proporciona también apoyo, pero hasta el momento las autoridades panameñas no han brindado ningún apoyo.

Los artículos de joyería hechos por los estudiantes de Visión Esperanza estarán a la venta en la celebración del día de acción de gracias canadiense y Carols by Candlelight el 12 de diciembre.

Authors

Related posts

Top