Historial del Canal de Panamá

Este artículo también está disponible en: Inglés

Historial del Canal de Panamá

Historial del Canal de Panamá. El Canal de Panamá comenzará un nuevo capítulo en junio de 2016. El ambicioso proyecto que tardó nueve años en construirse ya está terminado y la “Ruta Verde”, como se le ha llamado ya es una realidad, permitiendo a las mega naves cruzar desde el océano Atlántico al Pacífico en un tiempo récord, beneficiando no sólo al Istmo y la región, sino también a el resto del mundo.

Es increíble que esta pequeña nación, con apenas cuatro millones de habitantes haya logrado semejante hazaña. La historia de cómo el canal fue construido y su evolución es fascinante y ha inspirado a escritores y directores de cine de todo el mundo, que han narrado la saga muchas veces desde diferentes puntos de vista. Sin embargo, para entender la expansión y su magnitud es importante tener en cuenta el pasado para comprender el presente.

Historial del Canal de Panamá

Historial del Canal de Panamá: Imagen de las esclusas de Gatún.

El sueño de construir un canal para crear una ruta más rápida y más segura desde el Atlántico hasta el océano Pacífico se remonta a 1534, cuando Carlos V, Emperador del Santo Imperio Romano y rey de España, ordenó un estudio para encontrar una ruta a través de las Américas, y facilitar el viaje de los barcos entre España y Perú. Dicha ruta le habría dado al reino español una ventaja militar sobre el portugués.

En 1788, Thomas Jefferson sugirió que los españoles deberían construirlo, ya que sería una ruta menos traicionera que navegar por la punta meridional de América del Sur. Durante una expedición entre 1788 y 1793, Alessandro Malaspina hizo un bosquejo para su construcción.

Gran Bretaña también quiso construir un canal y en 1843 Barings de Londres y la República de la Nueva Granada (Colombia) firmaron un contrato para la construcción de un canal a través del istmo de Darién (Istmo de Panamá). Se refirieron a él como el Canal Atlántico y Pacífico y fue un esfuerzo totalmente británico. Se esperaba que estuviese terminado en cinco años, pero el plan nunca se llevó a cabo.

Equipo usado por los franceses.

Equipo usado por los franceses.

Los Estados Unidos, una superpotencia emergente en ese momento, también lo tenía en la mira y en 1846 el Tratado Mallarino-Bidlack (entre Colombia y los EE.UU.) otorgó a esa nación norteña el derecho de transitar e intervenir militarmente en el istmo. En 1849, el descubrimiento de oro en California creó un gran interés en construir un cruce entre el Atlántico y el Pacífico. El ferrocarril de Panamá fue construido por los Estados Unidos para cruzar el istmo y se abrió en 1855. Este enlace por tierra se convirtió en una pieza vital de la infraestructura del hemisferio occidental, lo que facilitaba enormemente el comercio y determinó en gran medida la ruta del canal.

El primer intento de construir un canal, a través de la entonces provincia colombiana de Panamá, comenzó el 1 de enero de 1881. El proyecto fue inspirado por el diplomático Ferdinand de Lesseps, que fue capaz de conseguir fondos suficientes en Francia, gracias a los grandes ingresos que generó la exitosa construcción del Canal de Suez.

El esfuerzo francés fracasó y se declaró en bancarrota en 1889, después que los informes financieros mostrarán una inversión de $287 millones y la pérdida de unas 22,000 vidas por enfermedades y accidentes, además de acabar con los ahorros de 800,000 inversionistas. Los trabajos fueron suspendidos el 15 de mayo y en el consiguiente escándalo, conocido como el Asunto de Panamá, varios de los considerados responsables fueron procesados, incluyendo Gustave Eiffel, De Lesseps y su hijo Charles fueron declarados culpables de malversación de fondos y condenados a cinco años de prisión, aunque esta sentencia fue más tarde revocada y el padre, a los 88 años, nunca fue encarcelado.

El SS “Ancón.”

El SS “Ancón.”

Estados Unidos trató de negociar con Colombia la construcción del canal, pero después que las negociaciones se paralizaron en 1903, decidió apoyar a los rebeldes panameños que querían separarse del país suramericano para convertirse en una nueva nación el 3 de noviembre de 1903 y un tratado fue redactado rápidamente. El 6 de noviembre de 1903, Philippe Bunau-Varilla, como Embajador de los Estados Unidos en Panamá, firmó el Tratado Hay-Bunau Varilla, concediendo derechos a los Estados Estados Unidos para construir y administrar de forma indefinida la Zona del Canal de Panamá y sus defensas.

Los EE.UU. tomó el control del Canal el 3 de mayo de 1904 y el presidente Theodore Roosevelt nombró a John Findley Wallace como el ingeniero en jefe del proyecto del Canal de Panamá. Renunció en 1905 y fue reemplazado por John Frank Stevens. Su trabajo consistía en rediseñar los planos del Canal y propuso un sistema de esclusas, en lugar de un canal a nivel del mar. Después de su renuncia en 1907, el general George Washington Goethals se hizo cargo. La construcción fue terminada en 1914 y costó $375 millones (equivalente a aproximadamente $8.6 mil millones actuales). El canal tiene dos juegos de esclusas, Miraflores en el Pacífico y Pedro Miguel en el Atlántico y mide 48 millas de longitud. El primer barco en cruzar la nueva vía fue el SS “Ancón” el 15 de agosto 1914.

Durante las siguientes décadas Panamá luchó para recuperar el control del Canal. Finalmente se llegó a un acuerdo el 7 de septiembre de 1977, cuando se firmó un tratado entre el presidente estadounidense James Carter y el líder de facto panameño, el General Omar Torrijos Herrera. La vía interoceánica revirtió a Panamá el 31 de diciembre de 1999.

Las esclusas de Agua Clara.

Las esclusas de Agua Clara.

La Autoridad del Canal de Panamá, que fue creada para operar la vía acuática, recomendó la construcción de un tercer juego de esclusas para dar cabida a los buques más grandes, ahora usados por las compañías navieras. Las esclusas existentes sólo tienen capacidad para buques con un máximo de 5.000 Teus y por lo tanto era imperativo construir un tercer juego para que pudieran transitar.

La ampliación es el proyecto más grande que se haya realizado en el Canal desde su construcción original. El proyecto crea un nuevo carril de tráfico a lo largo del Canal mediante la construcción de un nuevo juego de esclusas, duplicando la capacidad de la vía acuática. Después de la expansión, buques Post-Panamax podrán transitar por el Canal, con una máxima capacidad de 13,000 / 14,000 TEUs. Con la expansión se ha duplicado la capacidad del Canal, lo que tendrá un impacto directo en economías y comercio marítimo internacional.

El proyecto de ampliación tuvo un costo total de $5.25 mil millones. Los trabajos para ampliar el Canal de Panamá comenzaron oficialmente en septiembre de 2007 y finalizaron en mayo de 2016. Las esclusas miden 427 metros (1.400 pies) de largo por 55 metros (180 pies) de ancho y 18,3 metros (60 pies) de profundidad.

La expansión hará que la “Ruta Verde”, como se conoce al Canal de Panamá, sea más competitiva cambiando la navegación comercial para siempre.

Por Marijulia Pujol Lloyd

Authors

Related posts

Top
21